Narraciones románticas alemanas – Epub y PDF

dbook dpdf

El movimiento romántico alemán queda lejos de ser un movimiento de características únicas y homogéneas. Entre los autores que lo integran se reconocen importantes diferencias de estilo, de programa estético o de propósitos moralizantes. Así lo constatará el lector del presente volumen antológico, atento a la narrativa de ese periodo. Comprobará cómo Ludwig Tieck («El rubio Eckbert»), enormemente genial, entra de lleno en los tópicos de la melancolía, lo abismal, la oscuridad y lo fantástico; cómo Novalis («Los discípulos en Sais») es el narrador de mayor enjundia filosófica y más ambiciosa amalgama de naturaleza y humanidad; cómo Kleist («Michael Kohlhaas», «Los esponsales de Santo Domingo»), el más «comprometido» de este elenco de narradores, se anticipa a Kafka en la presentación de la lucha entre el sentido racional e individual de la justicia y las leyes impositivas de la justicia común, o su arbitrariedad; y cómo Chamisso («La historia maravillosa de Peter Schlemihl») dosifica el uso de la fantasía que utilizó masivamente Hoffmann («Kreisleriana»), interesado a su vez por la música, sus métodos y sus efectos sobre los sentimientos. Las seis piezas aquí reunidas, en la frontera entre el relato y la novela corta, conforman así una panoplia de recursos imaginativos que exploran las distintas direcciones en que el romanticismo alemán se expandió. Todas ellas constituyen piezas maestras en su género, y sumadas parecen dar la razón a Friedrich Schlegel cuando escribió en 1798: «El género literario romántico es el único que es más que un género, y el único que es en cierto modo el arte mismo de lo literario: porque, en un sentido determinado, toda literatura es o debe ser romántica».
Si las narraciones recogidas en este volumen acreditan la diversidad de estéticas que aglutina el movimiento romántico alemán, las biografías de sus autores respectivos ilustran asimismo la tan diferente suerte que les correspondió, pese a haber nacido todos ellos en la estrecha franja que va de 1772 a 1781. Si Ludwig Tieck (1773-1853) tuvo tiempo de renegar, ya anciano, de los postulados que abrazó en su juventud, la tuberculosis que terminó con la breve vida de Novalis (1772-1801) sella un destino característicamente romántico, en el que la intensidad de su amor por la jovencísima Sophie von Kühn, fallecida a los quince años, determina una obra toda ella incandescente. También la vida de Heinrich von Kleist (1777-1811) parece encajar en el tópico más común del romanticismo, dada su pasión revolucionaria, su exaltación nacionalista y su trágico suicidio, en compañía de su compañera y musa inspiradora Adolfine Vogel. Militar durante su juventud, Adelbert von Chamisso (1781-1838) se consagró más tarde a la botánica y comandó un viaje científico alrededor del mundo entre 1815 y 1818, para terminar sus días como director adjunto del Jardín Botánico de Berlín. Por su parte, E.T.A. Hoffmann (1776-1822) alternó su carrera como magistrado con una vocación artística que desarrolló tanto en el campo de la literatura como de la música, y que lo arrastró a una vida cada vez más desordenada, lastrada por el alcoholismo y prematuramente segada por la sífilis.

Deja un comentario